martes, 25 de octubre de 2011

El espontáneo y el maestro. Antonio Castellote, literatura artística

Ayer F.J. Millán publicaba en el Diario de Teruel un reportaje a doble página con motivo del estreno del documental Un taller con mucha luz, dirigido por José Miguel Iranzo a partir de un guión de Antonio Castellote, al que iba a dedicar la entrada de hoy. Con la excusa de que el Diario de Teruel no cuelga íntegros algunos artículos, con un par de citas y extractos del mismo, tenía la entrada de hoy resuelta. Hete aquí que siempre surge algún espontáneo que salta la barrera y con cuatro pases (unos oportunos enlaces y el artículo íntegro colgado en issuu) pone en evidencia al torero que acude a la plaza con el ánimo de sólo salvar la papeleta. Con lo cual tendré que coger el toro por los cuernos y dedicarle esa entrada que hace tiempo le debía al maletilla en el mundo del arte, con dotes de maestro, que es Antonio Castellote.

Cuando inicie el blog, buscando información sobre el dibujante Juan Carlos Navarro, al que quería dedicarle una entrada, que como muchas otras, está aún sin hacer, llegué a Bernardinas la bitácora de Antonio Castellote y descubrí el espacio donde el escritor turolense cuelga sus atinadas reflexiones sobre libros, películas, y otras actualidades, veteadas con las traducciones de las Geórgicas de Virgilio, que realiza con la intensidad, el rigor y el placer que sólo es capaz de producir aquello que se hace como un hobby relajante y necesario; en muchas de sus entradas aparece Teruel como protagonista o como telón de fondo. El blog resulta adictivo, pues sus artículos son personales, críticos, reflexivos, siempre extensos, lejos de la habitual brevedad que caracteriza a las entradas de la mayoría de los blogs (brevedad que habitualmente se recomienda a los blogueros novatos); profundos, que no se quedan en la superficie, que no pueden leer de forma transversal como nos está acostumbrado a leer internet.
Antonio Castellote también escribe en su blog sobre arte: sobre su admirado Ramón Gaya, a propósito de un bodegón de Sánchez Cotán localizado recientemente, una necrológica nada impostada para José Gonzalvo
En diciembre del año pasado publicó de sopetón, casi sin tiempo de acabar de leer el último cuando ya había colgado el siguiente, una serie de semblanzas de los artistas turolenses que había entrevistado durante el rodaje del documental Un taller con mucha luz. Esta serie constituye un hito fundamental en la literatura artística turolense, tan escasa como rutinaria, pues consiguió captar y luego plasmar la personalidad artística de cada uno de ellos, alejándose de cualquier trillado sendero historiográfico y sus habituales muletas, para dejar desnuda constancia de lo que nunca antes la había tenido, a través de unos retratos individualizados tan personales como fidedignos.
Aquí los enlaces de los afortunados semblantes: Carmen Escriche, Diego Arribas, Pascual Berniz, Caterina Burgos, Reyes Esteban, Gonzalo Tena, Fernando Torrent, M. Ángeles Pérez Hernández, Leo Tena y Remedios Clérigues.
La entrada de Bernardinas de hoy, como siempre ocurre con las entradas de Catellote, incluso cuando son breves, me ha permitido descubrir que el realizador José Miguel Iranzo tiene colgados algunos de sus trabajos en vimeo.
Aunque en esta ocasión ha fastidiado los acomodaticios planes de este bloguero, Bernardinas es siempre una invitación a descubrir cosas nuevas.

Libros de Antonio Castellote colgados en issuu.

2 comentarios:

  1. Muy buena entrada. Por tu alabanza a Castellote y por tu personal pase de Verónica

    ResponderEliminar